*

Actualidad

Portada  |  10 junio 2021

Pornoextorsión: condenado a 5 años de prisión por la venganza contra su ex

El acusado del delito de pornovenganza, también denominada pornoextorsión, Patricio Pioli, fue condenado a 5 años de prisión en cumplimiento efectivo y el pago de las costas por haber sido hallado culpable del delito de "coacción y lesiones leves calificadas" en contra de su ex pareja, Paula Sánchez Frega.

El tatuador Patricio Pioli fue condenado hoy en La Rioja a cinco años de prisión por el delito de de "coacción y lesiones leves calificadas" en contra de su expareja, en lo que fue el primer juicio oral en la Argentina por la difusión de material sexual íntimo, tipificado en el Código Penal como "pornovenganza".

Pioli fue condenado entre otros delitos por haber ejercido violencia de género contra Paula Sánchez Frega, y por filtrar fotografías y videos íntimos tomados por este cuando tenía una relación con ella.

Este caso fue clave para la Reforma del Código Penal y la inclusión de la "pornovenganza" o "pornoextorsión" como delito informático, y el único que llegó hasta el momento a juicio oral y a partir de hoy una condena de cumplimento efectivo.

El condenado deberá además afrontar el pago de las costas del juicio.

Así lo resolvió el Tribunal de la Cámara Tercera en lo Criminal y Correccional, presidido por la jueza Edith Agüero junto a los magistrados María Petrillo y Fernando Romero, que tuvieron a su cargo el juicio de un hecho denunciado en el 2017, que sirvió de base para incluir esta figura como delito informático en la Reforma del Código Penal.

El caso y el juicio

La Fiscalía había solicitó 5 años de prisión efectiva para el hombre por la difusión de contenido íntimo sin consentimiento, mientras que la defensa había pedido la absolución.

El caso fue clave para la inclusión de la “pornovenganza” como delito informático en el Código Penal.

“El señor Patricio Amalio Pioli resulta autor penalmente culpable y responsable de los delitos de Coacción y Lesiones Leves Calificadas en Concurso Real", dijo el doctor Luis González Crovara a la hora de los alegatos.

"El espiral de violencia iba ascendiendo y existió verdaderamente un despliegue de violencia por parte de Pioli, encerrándola e insultádola. Llegando a un extremo en esas consecuencias de intentar suicidarse", aseguró el fiscal a la hora de contar cómo después de los primeros cuatro meses de relación la situación se tornó violenta.

Cecilia Moreno, la otra fiscal, relató cómo las imágenes (fotos y videos) fueron autorizados por la mujer dentro de “un momento de intimidad”.

Los hechos que se le imputaron a Pioli datan de 2017, cuando la víctima había terminado su relación sentimental con el sujeto.

En 2019 comenzó el primer juicio oral y público que fue suspendido luego que la defensa recusara a uno de los jueces intervinientes.

El tatuador sanjuanino fue denunciado por su expareja, Paula Sánchez Frega, por difundir material íntimo de cuando eran novios.

Sánchez Frega, una riojana de 29 años, se convirtió en la primera mujer del país que logra llevar a juicio oral a un hombre al cual acusa por el delito de sextorsión.

Paula dijo a la prensa que había padecido durante y después de su relación, permanentes episodios de violencia de género contra ella y también contra sus mascotas, y que fue revictimizada a raíz de haber hecho público Pioli el abuso de su abuelo paterno contra ella.

Comentarios