*

Locales

Portada  |  03 agosto 2020

Femicidio de Centenario: acusaron al esposo de la amiga y quedó detenido con prisión preventiva

Rodolfo Fabián Lucini fue acusado por el femicidio de María Marta Toledo, cometido en la ciudad de Centenario la semana pasada.

La fiscal del caso Eugenia Titanti formuló  cargos hoy a Rodolfo Fabián Lucini , un hombre al que imputó por el femicidio de María Marta Toledo (46), cometido en la ciudad de Centenario la semana pasada. 

Durante la audiencia, realizada por la tarde mediante videoconferencia, la fiscal del caso pidió que el imputado quede detenido con prisión preventiva por un plazo de meses ocho meses. 

La teoría del caso que presentó la representante del Ministerio Público Fiscal fue que el hecho ocurrió el pasado 29 de julio entre las 13.30 y 14.30, aproximadamente. El imputado y la víctima se conocían, tenía un vínculo de amistad, y él pasó a buscarla por la casa de ella en el centro de la ciudad de Neuquén. En una camioneta Chevrolet, ambos se fueron por Ruta 7 hacia Centenario. El imputado manejó por esta vía hasta la zona del Parque Industrial y luego tomó caminos alternativos hasta llegar a la zona de chacras, en la calle 4, que es paralela a un canal de riego. Allí golpeó a la mujer con un objeto sólido (un matafuegos) en la cabeza y el rostro. Lo que le provocó la muerte como consecuencia de un traumatismo de cráneo. El cuerpo de la mujer, fue encontrado dos días después en el interior del canal de riego. Según la autopsia, falleció entre 24 y 48 horas antes del hallazgo.

 El delito que le atribuyó la fiscal del caso fue homicidio agravado por femicidio en carácter de autor (artículo 80, inciso 11, y 45 del Código Penal).  Asimismo, solicitó que R. F. L quede detenido con prisión preventiva por un plazo de meses. Fundamentó el pedido en que existe riesgo de que entorpezca la investigación y de que se fugue.

Entre las diversas pruebas que mencionó para sostener la acusación en esta etapa de la investigación, figuraron filmaciones de cámaras de seguridad, registros telefónicos y machas de sangre humana halladas en el interior de la camioneta.

 El fiscal jefe Agustín García, quien acompañó a la fiscal del caso durante la audiencia, sostuvo que la prueba que incrimina a R. F. L “es prueba técnica, como cámaras de seguridad, registros telefónicos y de geolocalización. Y estos elementos tiran por tierra el intento de explicación que el imputado dio cuando la víctima era buscada”. Agregó que “las imágenes de las cámaras de seguridad son nítidas”, y permitieron identificar a la camioneta sobre la base de algunas particularidades del rodado, como la patente y calcomanías, entre otras.

 El juez de garantías que dirigió la audiencia avaló la formulación de cargos. Y respecto al pedido de prisión preventiva, también lo avaló por un plazo de seis meses, dos menos que lo requerido por la fiscalía.

 En tanto el plazo de investigación fue fijado en un plazo de cuatro meses. El acusado fue detenido ayer, luego de dos allanamientos solicitados por el Ministerio Público Fiscal.

 En la investigación, además de la fiscal del caso, interviene el fiscal jefe Juan Agustín García, el equipo de la fiscalía de Homicidios y personal del departamento de Seguridad Personal de la Policía provincial.

Fuente: Ministerio Público Fiscal

Comentarios